¡Un bocata, por favor!

91 666 64 73
¡Un bocata, por favor!

Quién no ha recurrido al bocata cuando ha tenido hambre, un manjar de dioses que nos ha salvado la vida a más de uno y que también puedes disfrutar en un buen restaurante con jardín en Rivas Vaciamadrid.

Pero ¿cuál es el origen del bocadillo? Según documentos de la época, se piensa que fue el rey Alfonso X el Sabio quien inventó este suculento emparedado. El rey tuvo la brillante idea de acompañar con el vino algo para comer que se elaborase de forma rápida y sencilla para que el alcohol no se subiese a la cabeza. En ese momento nacieron los canapés. Estos no son exactamente los bocadillos que preparamos en la actualidad en un restaurante con jardín en Rivas Vaciamadrid, pero fueron el origen de ellos.

Para nuestros antepasados, los bocadillos consistían en una loncha de algún embutido o una cuña de queso sobre la base de un pequeño panecillo o masa. Estos en un principio eran de un bocado, pero fueron evolucionando hasta convertirse en un plato de varios bocados.

La manera de comerlo está relacionada con la etimología de la palabra "bocadillo", que tiene su origen en el término latino bucca, que significa "boca", junto con el sufijo "illo".

Aunque en sus inicios el bocata era más conocido como un mini bocado o canapé, ahora ya forma parte de la gastronomía mundial y, según qué país, se ha adaptado a la cultura propia y a los productos locales. Seguramente habrás comido bocadillos fríos y calientes, algunos pequeños y otros gigantescos, con mil salsas diferentes y panes de cualquier tipo.

Pero, lo que ha caracterizado de siempre al típico bocata, es que es algo rápido, cómodo, barato y variado. Después de esta breve historia sobre el origen del bocata, solo nos queda invitarte a probar los nuestros en El Vallina.

haz clic para copiar mailmail copiado